top of page
  • Adalys Bonilla

Refuerza tu mensaje: Comunica con Estrategia

¿Por qué debo tener una estrategia si mi mensaje está claro? Porque la estrategia va a reforzar ese mensaje que ya tienes y lo convertirá en uno coherente, uniforme, atractivo, dinámico y constante.


¿Para qué? Para que el mensaje llegue al público correcto y les impulse a accionar.

¿Qué logro con eso? Logras resultados.


Cuando hablamos de comunicar con estrategia nos referimos a planificación, a una ejecución con objetivos y a resultados medibles. Nos referimos también a un trabajo en equipo con la ayuda de personas con conocimientos sobre marcas y comunicaciones, que transformarán tu mensaje y tu negocio.


Supongamos que estás planificando una fiesta para reunir a familiares que no ves desde hace muchos años. Son como 50 personas y quieres que lleguen todos o, al menos, la mayoría.


Tienes el mensaje claro: Queremos hacer una gran fiesta familiar. Así que decides comunicarlo para comenzar a planificar. Evaluemos dos posibles escenarios:


  • Escenario 1: Actúas de inmediato y decides hacer un grupo por Whatsapp en el que incluyes a todos los familiares que quieres reunir. Les dices lo que tienes en mente y hasta recomiendas fechas y lugares. Comienzas a recibir contestaciones positivas: “Claro que sí”, “¡Qué bueno!”, “Me encanta” y te sientes feliz porque sabes que el mensaje está llegando. Pero, pasa el tiempo y los ánimos van bajando en el grupo. La gente aún se quiere reunir y les gusta la idea, pero no surgen nuevos comentarios ni parecen tan animados. Además, te diste cuenta de que dejaste a personas fuera del grupo y tuviste que añadirlas luego, pero no parecieron muy felices al saber que entraban tarde a la conversación. Incluso, ya no sabes si de verdad vale la pena seguir insistiendo. Quizás lo intentes nuevamente de otra forma o quizás termines haciendo la fiesta, aunque no vaya tanta gente como quisieras.

  • Escenario 2: Piensas de inmediato que para contactar a todos fácilmente, la mejor herramienta es un grupo de Whatsapp, pero te invade la duda cuando recuerdas que hay personas con las que no hablas hace tiempo y un mensaje así, sin introducción ni nada, quizás no sea lo mejor. Entonces, decides planificar una estrategia. Comienzas haciendo un listado de todas las personas a quienes quieres invitar. Verificas que tengas sus contactos y, como sabes que algunos no son muy tecnológicos, comienzas a descartar la idea del grupo de Whatsapp y piensas en otros posibles canales. Decides contactar a tus familiares más cercanos primero para que te ayuden con la estrategia: tu mamá tiene más contacto con un tío lejano, tu hermano habla a veces con unos primos que no ven mucho y otros familiares cercanos también tienen otros contactos. Hacen un comité entre todos y comienzan a llamar, dar seguimiento y planificar. Aunque han tardado unas cuantas semanas, finalmente han logrado identificar una fecha en que la mayoría puede y un lugar céntrico. Al final, lograron sus objetivos y la fiesta fue un éxito.

En ambos escenarios, el mensaje está claro, pero los resultados fueron distintos. En el escenario 1, el mensaje llegó de inmediato, pero no prosperó como habrías querido. En el escenario 2, el mensaje fue reforzado con una estrategia que logró los objetivos y permitió hacer en gran junte familiar.


Los mensajes sin estrategias se quedan solo en el mensaje, pero los mensajes que se comunican estratégicamente logran metas y objetivos.


La estrategia incluye planificación. La planificación incluye investigación. La investigación conlleva conocer a quién te vas a dirigir, cuáles son los riesgos, cuáles son los canales más efectivos para llegar a tu audiencia y cuáles son las piezas comunicativas que llamarán la atención de tu público. Cuando planificas e investigas, puedes ejecutar estrategias que logren resultados reales y medibles. Cuando logras resultados reales y medibles, tu mensaje llegó.

No comuniques por comunicar. Refuerza tu mensaje. Comunica con estrategia.

5 views0 comments

Commentaires


bottom of page